HISTORIA

FRAGMENTOS DE LA HISTORIA PRE-INCA, INCA Y COLONIAL DE LOS DISTRITOS DE CALLALLI, SIBAYO,TISCO Y CAYLLOMA

La zona alta de la actual provincia de Caylloma ha sido poblada por los Collaguas que vivían en ayllus, divididos en dos parcialidades. Los Collaguas se dividían en Yanque collaguas y Lari collaguas, y que ambas se subdividían en dos parcialidades, Hanansaya y Hurinsaya.

La gente vivía dispersa en la zona amplia de las alturas, dedicándose al pastoreo. También existían pequeñas poblaciones. En el periodo incaico el centro de administración fue el actual pueblo de Coporaque en el valle del Colca, donde residía el representante del Inca en su palacio, cuyas paredes eran revestidas con planchas de cobre de las minas del pueblo de  Tisco.

El 22 de Enero de 1540, después de la conquista española, el Marqués Francisco Pizarro “encomienda” la parte de Yanque - Collaguas a su hermano Gonzalo Pizarro y la parte de Lari - Collaguas a Marcos Retamoso (Hanansaya) y a Alonso Rodríguez Picado (Hurinsaya). La zona de lo que es hoy el distrito de Callalli pertenecía a la encomienda de Hanansaya de Yanque-Collaguas. La actual provincia de Caylloma era el corregimiento de Collaguas y era el más rico el más densamente poblado de Arequipa.

Después de la rebelión de Gonzalo Pizarro contra la autoridad de la corona española, toda la zona de Yanque - Collaguas pasa a la Corona Real de España. Lari - Collaguas se mantiene igual.

Los primeros frailes franciscanos llegaron en los años 1540 al valle del Colca; se piensa que el primero ha sido el fraile Juan de Monzón, que después de una ardua labor evangelizadora se fue a la misión de África, donde murió asesinado. Posiblemente, fue acompañado por el fraile Juan de Chaves. Los frailes franciscanos llegaron también a la zona alta y empezaron a visitar a la gente en sus pueblos y estancias. En los pocos centros poblados de estas alturas construyeron capillas con un santo patrón, donde realizaban las Misas de Fiestas y administraban los Sacramentos. Hasta hoy se ve ruinas de estas primeras iglesia, que han sido construidas en un estilo “mixto”, quiere decir rectangular según costumbre occidental, pero con paredes de piedras según la manera collagua, dentro de las poblaciones collaguas. Ejemplo de esto tenemos en Paraqra, el pueblo antiguo de Sibayo, y en Mauka Caylloma cerca del anexo de Cuchucapilla en Caylloma. Es interesante que hasta hoy la gente llama estas construcciones en ruinas “catedral”. A su lado o cerca de estas capillas se han construido la casa/convento de los frailes.

Poco se sabe de este tiempo que quisiera denominar “Transición”, porque se refiere al tiempo desde la conquista hasta la fundación de las reducciones. En la zona de Callalli se conoce los lugares de algunos pueblos collaguas como:  INGLIS INGLIS, que pertenecía a la parte de Hurinsaya y que tenia una capilla dedicado a SAN MIGUEL; y QUENA de Hanansaya con una capilla dedicado a SAN ANTONIO DE PADUA. Todavía hoy se ve una pared lateral  de esta capilla y ruinas del pueblo antiguo, que deben ser protegidas por ser un sitio turístico de la primera categoría. En Sibayo existen, rio Colca arriba, en el lugar denominado “Paraqra” las ruinas de un pueblo collagua con los restos de la “catedral”.  En la parte alta de Caylloma encontramos las ruinas de un pueblo grande collagua “Mauka Caylloma”, que está cerca del anexo de Cuchucapilla. En muchos lugares se puede encontrar restos de casas y chulpas, donde enterraban a sus muertos.

Por las guerras civiles entre los españoles, por la situación difícil del país, no hubo mucho cambio ni desarrollo durante 30 años. Los españoles no tenían tiempo para poblar la zona o para trabajar en los terrenos o en minas, y cuya presencia habrá sido muy espontánea. Solo los frailes franciscanos vivían con la gente dedicándose a su trabajo de evangelizar.

El cambio grande viene con la fundación de las Reducciones por orden del Virrey Francisco Toledo en los años 1571 a 1574. Su idea era de reducir la gente que vivía dispersa en esta zona tan amplia, en pueblos bien organizados para un mejor control de los  tributos, o sea la entrega semestral en especies o en dinero que debían hacer todos los hombres indígenas entre las edades de 18 y 50 años; y para la evangelización. El visitador encargado por el mismo Virrey era Lope de Suazo, que muchas veces con la fuerza obligó a la gente y a sus autoridades a dejar sus estancias y pueblitos para  residir y permanecer en estos nuevos pueblos de las reducciones.

De esta manera se funda la reducción de ”Alcántara de Callalli” en el lugar donde se encuentra el actual pueblo de Callalli, bajo la invocación de “San Antonio de Padua”, cuya imagen habrá sido traída desde Quena. Este hecho esta afirmado por una leyendo que dice, que la imagen de San Antonio ha sido llevada desde Quena a Callalli. Cuando la regresaron a su capilla, el otro día de nuevo apareció en Callalli. De ahí se dieron cuenta que el mismo San Antonio quiso quedarse en Callalli. El “fondo histórico” de esta leyenda nos dice, que el patrón y la gente de la reducción son procedentes de Quena, que ha sido su lugar de origen. Se conoce el nombre de uno de los ayllus del año 1591, que ha sido  el ayllu Cayao con su principal Don Juan Hallo de 53 años.

Se ve muy bien que las reducciones tenían un plano de urbanización en forma de un tablero de ajedrez y las construcciones eran todas de tipo colonial, quiere decir al estilo español. En la parte alta de Yanque-Collaguas encontramos las reducciones de Alcántara de Callalli con su patrón San Antonio de Padua, Utrera de Sibayo con su patrón San Juan Bautista, Oropesa de Tisco con su patrón San Pedro Apóstol y en Lari-Collaguas la reducción de San Francisco de Asís de Caylloma con su patrón San Francisco de Asís.

No se sabe la fecha exacta de la fundación de estas reducciones de Callalli, Sibayo, Tisco y Caylloma por falta de documentos. No se ha encontrado hasta ahora el acta de la fundación. Pero se puede decir que ha sido el año 1573 por el visitador Lope de Suazo.

Las parroquias de esta zona y también las del valle del Colca han sido atendidos por los frailes de la Orden Franciscana desde el convento de “San Francisco” – Cusco, menos la parroquia “La Purísima Concepción” de Lari, que estaba a cargo del clero secular. El centro de la Evangelización de los Franciscanos ha sido su convento en Yanque. Se debe mencionar a Fray Luis Jerónimo de Oré, que nació en el año 1554 en Ayacucho. El dominaba el Quechua y el Aymara, fue uno de los peritos de lenguas indígenas nombrado por Santo Toribio de Mogrovejo para la redacción y traducción de los libros del Concilio III de Lima en 1583. Fue doctrinero en el valle de Jauja y entre los collaguas, trabajando en la parroquia de “Santiago” de Coporaque.  1620 es nombrado obispo del Obispado la Imperial de Chile (actual Santiago de Chile). Muere el 30 de Enero de 1630. En el año 1598 se edita su libro “Symbolo Catholico Indiano” en Castellano y Quechua, que contiene  información sobre la zona del valle del Colca. Otro fraile digno de mencionar es el P. Egidio Roldán de Deza, que como cura propio de Tisco ha trabajado durante 35 años (1791- 1826) en este pueblo.

Hasta 1750 encontramos los frailes franciscanos en las parroquias, que después han sido reemplazados por sacerdotes del clero diocesano de la Diócesis de Arequipa, que se creó mediante la Bula “In Super” del 20 de Julio de1609 del Papa Paulo V. A pesar de eso también después de esta fecha se encuentran de nuevo sacerdotes franciscanos que atendían estas parroquias.

Click image to open!
Click image to open!
Click image to open!

 

 
Colca Life Casa Parroquial Callalli Caylloma Arequipa
TL +51-54-257532 RPM #855180 Cell +51-54-959373188 - +51-54-959692097
info[@]colcalife.com